12 diciembre 2009

Los virus ideológicos

Un fantasma recorre la Argentina. El fantasma de la guerrilla  trotsko-leninista . Y ese fantasma -amenazador, presente, revanchista- es el que, moviéndose como un pez en el agua en el orden caótico y anárquico en el que vivimos, quiere, de nuevo, echar por tierra los principios democráticos y republicanos fundamentales de Seguridad y Orden y de Defensa de los Principios del Estado.
A esto no se llegó por casualidad, no señor. Esto es producto de años de quietismo en las políticas represivas del Estado, las mismas que hoy los propios gobernantes proponen inhibir, rodeados de -y siendo ellos mismos- gente contagiada o productora de este virus ideológico, que planea quedarse con el poder eternamente para instaurar un país comunista. No fue azar de una sociedad decadente. 
Son años de entrenamiento militar, ideológico y político de una secta que nuevamente, arremete contra el orden institucional y a la que es crucial aniquilar antes de que de nuevo sea demasiado tarde. 
Y esas señoras -tan poquitas, tan ancianas que hasta uno podría enternecerse pero ¡no! ¡no hay que dejarse engañar!- que el jueves dieron su vuelta nuevamente a la Plaza, que persisten como si no se dieran cuenta de que algo ha pasado en este país, (¡¡pidiendo justicia!!! es el colmo que pongan en sus bocas términos tan legítimos para nuestro orden, para que se encarcele a los patriotas) porque sus hijos quién sabe dónde -pero seguramente en Europa- estarán procreando hoy mismo también pequeños guerrilleros que atentarán contra nuestra seguridad futura.
No entiendo cómo algunos no lo ven, pero por suerte son pocos. La gente de Argentina está indignada, crispada por el mundo clamando por el tema de la inseguridad, reclaman que maten a los gangster. Este país se deshace por la cobardía de todos, estamos demoliendo este país magnífico que tenemos y todo por desarmar a los militares, por no darle a la policía carta libre para que combata el crimen, la guerrilla y este virus ideológico que produjo lo que todos sabemos que tenemos.

Si no entendemos esto no podemos progresar como país. Lo entiende por ejemplo el patriota Menéndez que nunca dejó de entenderlo y por eso está donde está ahora, por servir a la Patria. Una medalla habría que darle y estos montoneros lo ponen en la cárcel, para que quede claro de qué lado están.
Hay que censurar los manuales actuales de sociales de las escuelas de nuestra queridísima y amenazada Ciudad, volver a la vieja educación Moral y Cívica que nunca deberíamos haber abandonado, instruir a nuestros niños para entiendan que, si este país está como está, es porque la guerrilla finalmente triunfó, porque estamos rodeados, porque el comunismo sigue siendo como un pulpo, que expande sus tentáculos por todos lados.
Y te corté.

11 comentarios:

mariajesusparadela dijo...

Sí, vós ponete irónica, para que yo no entienda nada...que de este lado no está tan fácil de entender, que el océano es muy grande...¿POR QUÉ ME HACÉS ESTO?

Gra dijo...

Jajaja, perdón, María Jesús, tenés razón (me encanta tu hablar porteño, gallega!). En pocas palabras, pasó que el Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires nombró un nuevo Ministro de Educación que es fascista, así, sin medias tintas. Uno podría decir "en todos lados se cuecen habas", pero es el colmo. Si querés escucharlo, puse un link en "te corté", al final del post, que es lo que hizo este delincuente con un periodista que lo increpó. Ayer, en un juicio a uno de los peores asesinos que ha tenido este país, Benjamín Mendéndez, el acusado no tuvo mejor idea que citar a este """"Ministro"""".
Quizás no haya más que agregar, pero a mí me hace hervir tanto la sangre....

Horacio Gris dijo...

Claramente! Y, como todos sabemos, perder ¡6 a 1 con Bolivia! sólo puede sucederle a un país trotsko-leninista como el nuestro.

PD: el link de Menéndez está mal.

Gra dijo...

Gracias, Horacio, corregido (cómo iba a entender algo la gallega, también, si además de la bronca con que lo escribí, le pifié a los links).
Y en relación a Bolivia, mirá, qué querés que te diga, decí que Banzer se murió, si no los de Santa Cruz podrían ponerlo como Ministro de Educación, también, que ya tenía experiencia en el puesto...
Todos montoneros, viejo, todos montoneros. Así está el mundo.

La candorosa dijo...

¡¡Un encanto el nuevo funcionario del gobierno porteño, eh!!

Midió, ¿Macri se habrá tomado revancha por que no le dejaron tener al "Fino" Palacios?

¡¡Cómo agradezco vivir lejos de Capital!! jaaa

Saludazos!!

Gra dijo...

Una pinturita, le diría Cando. Por lo mamarracho, más bien.
O Macri dobló la apuesta o lo siguen asesorando esos compañeritos del golf...

elpichi dijo...

bravo mujer argentina, ya estas para la revista cabildo (http://www.revistacabildo.com.ar/) brrrrrrrrbrrrrrrr.Macri, gran señor,tu bigote permanecera para siempre unido al pabellon blanco y celeste

emeygriega dijo...

Insostenible lo del nuevo titular de educación porteño. Mauricio redobla la apuesta.
Hasta Chiche Gelblum dijo ayer en la radio: "esto ya no es centro derecha, es derecha".

Qué lindo.

Y si se suma Chile, va a estar linda la Cordillera para el 2011 (vamos sacando buquebus, Gra?)

Gra dijo...

Asì es Pichi, y habrà que hacerse cargo (o seguir haciéndonos los boludos, que del porteño es la especialidad de la casa).

Eme, de cruzar el charco no me faltan ganas, nunca, así que imaginate ahora... Igual está bien raro el escenario ahora, me parece... el latinoamericano, el sudamericano... habría que tratar de entender (o de interpretar) en toda su complejidad, a mí honestamente se me está haciendo difícil.

PÁJARO DE CHINA dijo...

Ahhh ... si todos le cortaran la charla, el teléfono, ¡la lengua!

Creo que lo que pasa en Chile es que la Michelle hizo muchas cosas buenas, pero mientras la fractura social siga siendo enorme y no se redistribuya la torta ... la tentación de la derecha será demasiado grande. Cualquier similitud con la realidad nacional es deliberada.

Un abrazo fuerte y luminoso sábado (¡aunque sea bailemos solas en la cocina de casa!).

Gra dijo...

Y sin embargo Bachelet alcanzò una popularidad muy alta básicamente debido a la implementación de políticas sociales. De alguna manera, las políticas de cambio permanecen "pegadas" a figuras, personas, y no se terminan de traducir en políticas reales... qué sé yo.
Bailar solas, sí, siempre se puede.
Otro abrazo fuerte, Pájaro.