16 octubre 2010

Mudanza rai nau

Fue una revelación. Retornando agotada en taxi a casa después de viajar una hora y media en auto para volver después de una reunión de trabajo en Los Polvorines después de viajar una hora y media en auto para ir después de trabajar todo el día en un día difícil como aquellos me di cuenta de esto (después de darme cuenta hace ya tiempo de que mis vecinos están gravemente locos): esta parte del barrio en el que vivo está construida sobre lo que supo ser un manicomio (neuropsiquiátrico o loquero, según se quiera o no utilizar términos políticamente correctos)  y entonces -deduje o se me hizo la luz- debe cargar con una maldición, como los cementerios indígenas (o aborígenes o campesinos, diría Javi). Por eso mis vecinos están piantados.
Eso fue porque Daniel que iba adelante en el auto que nos devolvía a la civilización porteña (es con ooonda) contó que el centro cultural del que volvíamos antes había sido un convento y que la Universidad había sido tierra de milicos.
Así que cuando volvía en el taxi después de todo aquello que contaba más arriba, se me vino de nuevo a la cabeza esa conversación reveladora y fue un alegrón, porque, por fin, pude encontrar una explicación racional al extraño comportamiento de mis vecinos.
Ah, ¿no es racional?
¿No es?

9 comentarios:

mujerdeole dijo...

Creo absolutamente en esas cuestiones, en comportamientos de los que a veces cuesta zafar, porque suelen estár condicionados por fuerzas relacionadas íntimamente a la historia de los lugares en los cuales se desarrollan esas acciones.

Besos

mujerdeole dijo...

Por ejemplo, creo que los jugadores de futbol, algunos ya consagrados que se han ido a otros equipos mejores, más importantes, juegan mejor muchas veces en la cancha en la que jugaron mucho tiempo y más de pibes, cuando comenzaban. No es demasiado científico lo mio, pero lo pude de probar infinidad de veces.

Besos

mariajesusparadela dijo...

Por esta tierra hay un dicho "Eu non creo nas bruxas, pero haber hainas"(yo no creo en las brujas, pero haber, las hay") cambia brujas por mas allá, por fantasmás, por condicionamientos y, yo digo eso mismo.
"no creo, pero algo hay"

Gra dijo...

Yo también creo que sí hay algo, quizás nos acostumbramos demasiado a llamar misterios a aquellas cosas que no podemos conocer con las herramientas que tenemos (la ciencia, por ejemplo?)... No lo podemos explicar, pero por algo suena re-lógico que jueguen mejor en esas canchas!
Besos!

vera dijo...

Totalmente. pasa que si nos ponemos a pensar en estas cosas más que mudarnos de casa nos tendríamos que ir a vivir al campo perro... Y bue, capaz es otra buena razón para hacerlo (y van...)

Besos negra, siempre un gusto leerte!!!!!!!!!!!!!!

La candorosa dijo...

Todo es energía, dicen, y es probable que cierta "locura" aún permanezca con su energía por allí...

Saludazos!!!

Gra dijo...

Debe haber pasados más amables, no? al menos me gusta pensarlo... Ve, qué bueno que te des una vuelta, loca. Un besazo.

Debe ser, Cando... ahora si me pongo a pensar mucho seguro me agarra miedito, je. Un abrazo!

emeygriega dijo...

Es altamente racional nena!¿quién puede dudarlo?
Si te alivia, tengo una nueva vecina (me mudé rái náu yo tambien) psicótica a la que tengo que contener cuando hace crisis y no moro en tierras de cotolengos sino en tierra de mesas de dinero.
Ah, ahora entendí.

Gra dijo...

Y sí, Eme... voy a hacer un estudio más minucioso antes de mudarme, eso seguro!