27 octubre 2010

...

Que se diga lo que se quiera, por suerte podemos.
Que se hable de lo malo, que se siga diciendo con buena leche y con mala leche, como solemos hacer los argentinos.
Que se critique. Constructivamente y que se siga criticando destructivamente, porque va a pasar y porque hay que atajarlo.
Que provoque pasiones, por fin (que se horrorice la clase media más gorila, que despotrique la zurda denserio, que los fachos intenten sacudirse la tierra).
Que siga el espectáculo, en el mundo y en este ispa, porque va a pasar y porque hay que atajarlo.

(de todas las fotos, yo me quedo con ésta)

3 comentarios:

mujerdeole dijo...

Muy buena elección amiga.
Hoy más que nunca no tenemos que olvidar, y desde ahí construir, y después como bien decís, que digan lo que quieran.

Un abrazo

mariajesusparadela dijo...

Yo también pienso que es genial la elección.

emeygriega dijo...

Yo me quedo con ésta y con la de los presis latinoamericanos.
Me quedo con muchas, por éso me duele demasiado.