30 septiembre 2010

Sobre la democracia en América Latina, la prepotencia de la derecha y las fuerzas de seguridad

Que Correa en Ecuador vino a cuestionar intereses arraigadísimos de las oligarquías locales, no es ninguna novedad, como no lo es que las fuerzas de seguridad en nuestros países bananeros siempre hayan estado subordinadas a tales intereses.
La loca idea de un ejército o una policía del pueblo no encaja con el capitalismo casi por razones obvias, pero en nuestros países periféricos la fórmula se hace todavía más imposible: las fuerzas de seguridad deben "velar" por los intereses de los sectores poderosos, porque hay mucha gente que está afuera del sistema, porque los pobres son muchos y porque -cada tanto- la cosa se puede desmadrar. El pueblo siempre es un peligro, ni que hablar cuando viene con las tripas vacías. Y como el "monopolio de la violencia legítima" es del Estado, ahí están -siempre listos- los uniformados.
Forros en manos de la derecha o corporaciones con intereses propios (siempre son ambas variables), las fuerzas de seguridad son reaccionarias por naturaleza.
No nos van a contar a los latinoamericanos lo que sus armas pueden hacer en contra de los derechos de la gente, que es supuestamente lo que deberían defender.
Y sin embargo.
Ahí tenemos a la derecha retrógrada, para quienes pareciera que nada demasiado grave ha pasado, más que algunos muertos. La derecha SIEMPRE, siempre va a ser golpista en nuestros países porque los intereses que ellos creen que deben ser defendidos, van en contra de los intereses populares.
La democracia les sirve si es berreta, si es antidemocrática, si es la de un Menem, o un Lucio Gutiérrez. Ahí son democratistas.
En estas (que les falta mucho para ser la gloria, por otra parte) la derecha busca cualquier motivo para declamar sin vergüenza que necesitamos más armas, más policía, más ejército, más picanitas.
Que desde la derecha vernácula se proponga que los chicos que no trabajen ni estudien vayan a "educarse a los cuarteles" y que se lo llame "servicio cívico voluntario" (cínico, debería ser)  para "aprender oficios o artes" (mirá vos, ahora resulta que matar, reprimir o ser violento es un arte u oficio) nos habla de sus convicciones. Matamos dos pájaros de un tiro, habrán pensado estos energúmenos (como esa pintada que cerca de mi casa en Flores, rezaba: "combata el hambre y la pobreza: cómase a un pobre") y con la complicidad de algunos que se dicen progresistas aprueban esa ley en el senado.
No hay forma, definitivamente de que esa gente pueda realmente ser democrática, por más que se llenen sus inmundas bocas hablando de institucionalización.
La política es compleja, es cierto. Pero antes de llegar a esa complejidad (si no se es un estúpido analfabeto político, como decía Brecht) hay para pararse, tomar posición: hay un nosotros y un ellos.


10 comentarios:

mujerdeole dijo...

El presidente Correa fue liberado y una multitud celebra en las calles de Ecuador su liberación. Hay que tomar conciencia que defender la democracia en América Latina es un camino arduo y profundizarla en lo politico, lo económico y lo social mucho más.
Aguante Ecuador!
La democracia no se negocia.

Horacio Gris dijo...

También creo que hay un nosotros y un ellos. Mi duda es si no se puede crear una base o unos parámetros que los obligue a manejarse dentro de las instituciones. Yo qué sé. No me gusta Piñera pero se maneja como se tiene que manejar. No digo que REALMENTE quiera eso ni lo acepte de manera gustosa pero no le queda otra. O sea, Piñera está a la izquierda de la mayoría de la oposición argentina.

Eso.

saludos!

Gra dijo...

Que se sepa ahora, quién movió esto y por qué.
Y que se chupen esta mandarina: la gente en la calle, a defender la democracia.

Gra dijo...

Sí Horacio, estoy de acuerdo con vos. justamente iba en ese sentido, escribí rápido, mal y caliente, pero quería decir que hay sectores que sólo se van a encuadrar en las instutuciones cuando les convenga. Cuando no, confabulaciones, conspiraciones, desestabilizaciones. Intentos de golpe.
No es que sean nostálgicos de otras épocas, sino que, como todos, también se reconvierten.

Laura dijo...

Esta la ganamos nosotros. Pero hay que estar alerta. Qué impresionante Correa!

Gra dijo...

La ganamos, y ojalá salga fortalecida la democracia. El UNASUR reacciona rápido y bien y eso alienta en toda la región (aunque pareciera que de Honduras, mejor no hablar mucho).
Correa impresionante.
Abrazos!

mariajesusparadela dijo...

Todos estuvimos pendientes, desde ayer. Y hoy celebramos.

Gra dijo...

Bien por vos, María Jesús. Todos tenemos que estar atentos.
Un abrazo

emeygriega dijo...

Maravillosa la Unasur y el reflejo de todos los gobiernos.
Fuerza Rafael Correa, Fuerza Ecuador y como decís, atenti al piojo.

Gra dijo...

No habrá que dormirse.
Acá una buena crónica de lo que pasó, para los que dicen -todavía- que no fue un intento de golpe.
http://pedrobrieger.blogspot.com/2010/10/buen-relato-de-lo-sucedido-en-ecuador.html