18 octubre 2009

Movimientos

Domínguez decía MUA estirando las vocales y mirándonos, mirándome a mí y a mis piernas, a Silvina y a sus piernas.

Hace un segundo miré frente a mí sobre la pantalla, la imagen se superpuso al calendario, irrumpió como si alguien la invocara esa imagen MUA, movimiento uniformemente acelerado, y Octubre en negrita, October más pequeño, sin negrita. Y arriba chiquito, oscuro y pesado como un pisapapeles de nuestros papeles viejos, 2009. Cosas que escribió la enana, ví también, un círculo en la fecha de su próximo cumpleaños, carajo, los próximos cumpleaños. Un típico movimiento uniformemente acelarado, decía Domínguez caminando lentamente por el aula con las manos en la espalda, es la caída libre, y lo odiábamos. Caída libre: vaya oxímoron.

Lo detestaba porque estiraba las vocales y nos miraba las piernas a Silvina y a mí. Y porque quería imponerse y disciplinar y porque era un hijo de puta. Quería que se muriera, que se cayera por las escaleras como aquella vez que lo ví caerse frente a mí y largué la carcajada, y corrí espantada rogando sin éxito que no me haya reconocido, pero esta vez observarlo desnucado, yo impertérrita.

Y entonces ahora mismo, en este instante,  la velocidad constante es esa ballena de mierda del calendario que tengo frente a mí sobre la pantalla que me muestra además Septiembre September que permanece persistente pese a que dejó de existir y sin embargo ahí está, con las marcas pasadas "prueba de lengua, cumple de la titi" de la misma pero distinta enana, como si eso existiera todavía más allá de ella, de mí -de nuestras memorias- y de ese puto calendario.
Por qué exclusivamente las ballenas, si nadie está a salvo.

Y es como si lo viera frente a mí ahora pronunciando MUUUUAAA y mirándome las piernas y diciendo con la misma cadencia SEPPPTIEMBRE, apretando los labios en pt, repugnantemente libidinoso, imperativo, impune. La vida misma, en caída libre el movimiento uniformemente acelerado que seguramente lo habrá hecho reventar, también a él, contra el duro piso del final.

Caída libre.
Uhuuuu.

4 comentarios:

emeygriega dijo...

Gra: creo captar solo algunas puntas de tu texto, intuyo que lo has escrito casi para vos misma. Y vale.

Me quedará con la incertidumbre de saber quién es Dominguez, aunque...tal cual lo has descripto...mejor no saber más.

Un beso.

Gra dijo...

Debe ser, que lo escribí para mí. En realidad me dio vértigo el calendario y me acordé de esas expresiones "movimiento uniformemente acelerado, caída libre" (¿por qué todo avanzará más rápido a medida que te hacés más grande? carajo).
Dominguez un hijoeputa, eso era, y daba física en mi secundaria (aunque tal vez deba agradecerle mi inclinación a las ciencias sociales...)
Un beso, Eme.

emeygriega dijo...

Creo que voy entendiendo...
Física me la llevé (fue la única de las tres que me llevé) pero no por culpa de una japuta, sino porque soy un adoquín en Exactas.
Por eso tambien fui a Filo. Aunque el resultado no fue mejor...

Besos, está bueno exorcizarse.
Dominguez: odio tu auto, odio tu casa, odio el color de tu piel. Algo habrás hecho.

PÁJARO DE CHINA dijo...

Domínguez, donde quiera que estés, así te lo digo: no te soporto, no te soporto de manera uniformemente acelerada y ojalá tu caída libre haya sido lenta, lenta, lenta ....