02 septiembre 2009

Como si eso fuera poco

Este señor sí sabe explicar claramente cómo solucionar el problema de la pobreza.

Los fascistas siempre quieren quemar, matar, liquidar. Y cuando salen las viejas a pedir juicio y castigo a los cobardes chiquititos, las quieren quemar, matar, liquidar (siempre en mayúsculas y analfabetamente, como suelen escribir). Las viejas no dicen mátenlos tortúrenlos ojo por ojo y diente por diente. Las viejas dicen juicio y castigo.
Y cuando la vieja a la que le mató el pibito la cana o el prefecto o el señor respetable, pide que se haga justicia la quieren matar, quemar, liquidar.

Y nosotros somos los violentos.

Y esos señores ahora se presentan a elecciones y entonces dicen que apuestan a la democracia.


5 comentarios:

Horacio Gris dijo...

A mí lo que me preocupa es que al decir estas barbaridades nunca pierden apoyo del electorado. Ayer leía la misma noticia pero en Crítica Digital y los comentarios de los lectores estaban a la altura de los dichos de ese señor.

saludos

La candorosa dijo...

Lo peor del caso es que pensamientos como los de este señor hay muchos, y además creen que es válido lo que dicen, y todo aquel que critique sus dichos "es un delincuente".
Y obviamente, también votan...

Saludos!

Pablo Libre dijo...

Es como dice Horacio Gris, yo tampoco entiendo como la gente puede hacer oídos sordos a semejantes declaraciones.
Bah, en realidad lo que no quiero es aceptar que la mayoría, en realidad, piense igual. De esas ideas está forjado nuestro país.

Gra dijo...

Claro, éste además de fascista es una bestia, un energúmeno, digamos. ¿Pero cuántos más "sutiles" nos rodean? ¿Cómo salir de ese cerco?

emeygriega dijo...

Los fascistas no tienen sutileza, querida, no pidas peras al olmo.

Se los detecta en diez minutos de conversación.