15 enero 2011

Los blogs y sus crisis

Los de toda la gente que leo, que leí y dejé de leer, que leí y seguiré leyendo, que leo cada tanto y de la que me nutro, de la que me regocija enseñándome nuevas cosas: músicas, sensaciones, teorías, paisajes, fútbol o nombres; aquellos que me llegan a las entrañas de golpe (como si recibiera un cachetazo inesperado y seco) con una poesía pese a que siempre digo que el género, a mí, viste....
Los de la gente que se enoja bien y le gusta pelear, y me hacen pensar "mierda con esta mina", porque frecuentemente son más las minas las más temibles y me encantan.
De los apasionados, que pueden decirse y contradecirse, como la vida misma.
De los que me hacen reir sola a las carcajadas. De los que me mostró Rochi y terminé guardando en favoritos, de los políticos en serio o en joda, o de los que pretenden ser serios y me hacen reír todavía más.
De los que casi me enamoraron, de aquellos que fueron una revelación, les puse todas las fichas y nunca pasaron del segundo post.
De los que por vía tecnológica me hacen sentir perfumes, sabores, aspirarme la naturaleza a través de la laptop. De los amigos que un día, sin decir nada, dejaron de escribir. De los que dijeron que iban a dejar y no dejaron, porque no pudieron.
De éste que también, como la vida misma, va teniendo sus crisis.

13 comentarios:

mujerdeole dijo...

Todos las pasamos, y ojalá pasen enseñándonos algo más.
Te bancamos, te leemos, te esperamos...

Un abrazo

Horacio Gris dijo...

Es que frente a los 140 caracteres de twitter, un blog es algo barroco.
Es crisis epocal, pero los blogs están y estarán. Como muebles antiguos. Pero ahí. Es cuestión de reencontrarle utilidad.

saludos!

Gra dijo...

Gracias, mujer... sepa que si leo de fútbol, es en su blog. Y eso que soy una de esas señoras que se dieron cuenta, después de separarse, de que era posible vivir SIN fútbol.
Otro abrazo

¿Será, Horacio, que "compiten" con el twitter? A mí el twitter me parece otro género, qué se yo.. Lo de muebles antiguos me gusta, porque pienso que de alguna manera terminan siendo nuestros muebles para guardar cosas (quién si no nosotros mismos entraremos y releeremos algún post viejo, rebuscaremos alguna foto, nos veremos a nosotros mismos hace unos días, unos meses, unos años... quizás esa sea la "utilidad")
Saludos!

mariajesusparadela dijo...

Pues yo sigo disfrutando, con mi blog , con el tuyo y con muchos más. Y pienso seguir haciéndolo.

¿Qué tal tu nuevo lugar?.

Gra dijo...

También disfruto con muchos blogs, María Jesús, y seguro que seguiré haciéndolo.
Mi nuevo lugar (gracias por preguntar) aún es un caos algo dramático. Llevará tiempo para que sea -sin dejar de ser caótico- menos dramático...
Un abrazo

Abuela Ciber dijo...

Todo tiene su tiempo ,forma o sentires , a veces los cambios son buenos.

Te deseo que esta semana tus días se vean poblados de buenos momentos.

Cariños
.
.
Solidaridad:
Ayudar y poner tus capacidades al servicio de los demás. La solidaridad se practica sin distinción de credo, sexo, raza, nacionalidad o afiliación política. La finalidad sólo puede ser el ser humano necesitado. Solidaridad es la cualidad de continuar unido con otros en creencias, acciones y apoyo mutuo, aún y sobre todo, en tiempos difíciles.
(web)

Gra dijo...

Eso mismo creo, Abuela... y que los cambios vienen más allá de que uno los quiera o no, entonces, habrá que hacerles frente y "amigarse" con ellos en la medida de lo posible.
Gracias por tu mensaje, y bienvenida.
Cariños

elpichi dijo...

Mire yo le recomiendo y propagandeo (asi como hago con el suyo) este de una amiga que escribe bien lindo (http://www.friaylenta.blogspot.com/), aunque breve y cada tanto.Me declaro hincha oficial de ambos...

Gra dijo...

Pues iré hacia fría y lenta, Pichi. Siempre atiendo a las recomendaciones.
Un beso

emeygriega dijo...

Me interesa la teoria de Gris. El twitter es algo inexplicable para varios de nosotros, aunque no todos.
El blog es un cuaderno, un diario intimo, nuestra revistita personal multimedia diagramada y editada por nosotros.
Amo los blogs y sus crisis, que son las nuestras.
Pero no veo que la crisis sea colectiva ni simultanea, depende de cada secretario de redaccion, que pasa por momentos distintos y los amigos lo bancan.
No dudo de su utilidad, pero si se descartara, seguiria eleigiendolo como a las canciones o los poemas, iguales de inutiles y necesarios.

Un beso y otro dia te mando las tildes, mi maquina decidio ahorrarselas.

Gra dijo...

Bienvenidas las crisis, Eme. También si vienen en blogs.

Pablo Libre dijo...

Estamos en un mundo de tiempos acelerados! Yo todavía siento que me faltan un montón de cosas para escribir, decir, compartir, y ya se habla de la muerte del blog.
Yo le decía a una amiga y blogger, hace unos días: mientras pueda seguir manteniendo a los amigos que leen, me alcanza para seguir. Desde ya, puede que no vuelvan esas épocas de nuevos lectores y sorpresas, pero lo único que se me ocurre para que no decaiga la cuestión, es postear y postear.
Es un formato que me cayó como anillo al dedo durante los años más convulsionados de mi vida, y será por eso que lo aprecio tanto.
Abrazo!

Gra dijo...

Se me ocurre pensar, Pablo, que reflejamos lo que somos -y lo que nos pasa- cuando escribimos, y al mismo tiempo, el blog se convierte en un maravilloso archivo personal (creo que es la veta que me está seduciendo estos días de tanto cambio). Más que morirse, creo yo, quizás lo que pierda es ese encanto primero ante algo por explorar, a mí me gusta pensar que lo mismo pasaría con el teléfono, y ahora la gente lo usa sólo (y nada menos que) para comunicarse con quien quiera, o el chat más en estos días.
Gente nueva y copada por conocer o mantener (o reencontrar) digo yo, siempre hay.
Un abrazo, Pablo.