08 julio 2010

Purgatorios

Y por qué si nos expulsan de su paraíso quieren obligarnos a compartir su infierno, qué partes de sus fibras se les mueven, en qué extemporáneas eras se quedaron para pensar que los derechos cívicos tienen que ver con su moral y cuánto todos debiéramos ir tras sus pretensiones.
En qué extraña confusión hemos caído donde la ideología retrógrada y fundamentalista legisla para padres preocupados y defienden, convencidos, la integridad humana, en nombre de la persona. Derechos, dijeron. En serio, lo dijeron. E integridad.
Palabras como padre, madre, derechos de los niños que en sus diccionarios se escriben con mayúsculas, para destacar, y por eso ponen Derechos de los Niños a tener Padre y Madre. Lo que se dice, una Familia.
En mis minúsculas, las palabras, quieren decir otra cosa:

[Juli va a tener un bebé y va a ser tan nieta de Marina como de mi hermana, aunque a los padres preocupados les preocupe, como deben preocupar las cosas importantes a la gente preocupada. No lo será judicialmente, no en esta ocasión (se sabe que las leyes corren torpemente detrás de los cambios sociales). Lo será naturalmente (¿cabe la expresión?) y eso será un hecho prepotente, que no pregunta a nadie si puede acontecer].

En cambio, humildemente, yo tengo otra propuesta.
Que se casen los curas, si ellos quieren. Que cojan entre ellos, que legalice (o que absuelva) la Iglesia el sexo anal, coger por placer, la infidelidad. Juntemos firmas. Que los curas promuevan el sexo libre a la salida de misa, en el nombre del señor. Que aprueben el exhibicionismo, que es una ganga al lado de la pederastia.


O que saquen sus rosarios de nuestras vidas privadas. Sean laicas o religiosas.
Y despabilen, muchachos. Mejor temprano que tarde.

6 comentarios:

mariajesusparadela dijo...

Firmo contigo por eso. Aunque aquí "coger" sea "asir" y no tenga nada que ver con el sexo:que se cojan, que se tomen, que se vivan, que se amen. Y que, en vez del purgatorio, sientan (sintamos) el cielo sobre sus(nuestras) cabezas

Gra dijo...

Firmemos, María Jesús.
Que el escándalo, así, no sea para nosotros y sí sea para ellos.

pichi dijo...

que saquen sus putos rosarios de todos lados, adonde le firmo?

Gra dijo...

De todos lados, Pichi, es cierto... o que se los pongan entre ellos, pero ¿qué quieren de nosotros?
Dame un tiempito y te juro, largamos un petitorio!

Laura dijo...

Firmo

Pablo Libre dijo...

El catolicismo es un movimiento, jejeje...